Autismo y vida independiente – ¿Puedo estudiar una licenciatura?

Es muy importante entender que las personas con Trastorno del Espectro Autista tienen ciertas características como comportamientos repetitivos y la presencia de dificultades frente a la comunicación y el área social; sin embargo, esto no significa que sean menos inteligentes o menos capaces.

Frente a nuestra pregunta inicial la especialista en autismo Ivonne Alejandra Ruiz Ramírez señala que las personas que tienen este trastorno no se ven afectadas en sus posibilidades para estudiar una carrera.

Hay un estudio reciente que plantea que puede haber una cantera de talento para las carreras científicas y tecnológicas: los jóvenes con el trastorno del espectro autista. Otro estudio publicado en la revista Journal of Autism and Developmental Disorders en el año 2012, indicó que los estudiantes de secundaria con TEA escogían este tipo de carreras en mayor relación que la población general. Para Simon Baron-Cohen una posible explicación para ésta preferencia podría ser que las personas con autismo piensan de forma natural como científicos, es decir, como: “científicos natos.”  Analizando este punto creemos importante mencionar una de las peculiaridades del proceso mental de las personas con autismo, el hecho de que la mayoría están por arriba del promedio en la sistematización, como el análisis y la comprensión de sistemas basados en reglas, y por debajo de la media en los procesos empáticos (al menos frente a la empatía cognitiva), que afectan el pensamiento social y emocional (algo que puede pesar más en carreras como psicología). Las personas con autismo, al igual que un investigador, seguirán la sistematización de analizar datos buscando tendencias esperando determinar una ley que afecte el conjunto, y así buscar una norma universal con la que se sientan cómodos.

Baron-Cohen sugiere a los padres establecer comunicación con la universidad con mucha precedencia, cuando los jóvenes tienen 15-16 años; en estos contactos previos, los jóvenes con TEA pueden visitar la universidad, conocer sus instalaciones como: aulas, cafetería, baños, etc. para familiarizarse con el ambiente, los ruidos, las luces, la gente y así tener más posibilidades de pasar los filtros. Menciona también la importancia de animar y ayudar a los chicos con autismo para que accedan a la enseñanza universitaria porque es bueno para ellos y para el conjunto de país, al lograr un refuerzo en las áreas científicas y tecnológicas y al mismo tiempo ser una sociedad más inclusiva.

Como conclusión, es importante saber que cada persona con el trastorno del espectro autista es diferente y requiere de diferentes tipos de apoyo y tienen diferentes necesidades, por lo que será necesario acudir con un profesional para que se le pueda brindar apoyo total, al diseñar estrategias específicas para suplir esas necesidades. Pero sobre todo, que la familia esté siempre cerca, apoyando y creyendo en el joven y que se le anime siempre a seguir adelante y a soñar en grande.

Referencias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *